PADRE QUE MATO A SU HIJO DE 11 AÑOS EN EL RÍO TINGUIRIRICA FUE CONDENADO A PRESIDIO PERPETUO CALIFICADO

A presidio perpetuo calificado fue sentenciado Luis Díaz Espinoza, quien dio muerte a su hijo de solo 11 años.

El impactante hecho ocurrió en marzo de 2020 en la ribera poniente del río Tinguiririca, en la comuna de Palmilla.

De acuerdo a los análisis de celulares y redes sociales del niño y su padre, se logró comprobar que este último citó a su hijo al lugar, donde lo apuñaló.

La sentencia era esperada con expectación por familiares y vecinos del menor en las afueras del Juzgado de Garantía de Santa Cruz, siendo recibida con aplausos y llantos.

El condenado, en tanto, cumplirá su pena de presidio perpetuo en la cárcel de Rancagua, según se indicó en la propia sentencia.

Recordemos que el presidio perpetuo es la máxima sanción que contempla el código penal en nuestro país.

En el caso del presidio perpetuo calificado, el condenado no podrá optar a beneficios -como una posible rebaja de condena- hasta cumplir los 40 años efectivos de cárcel.

Comenta y participa

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*